El amor y las redes sociales: esclavos en vitrina

Uno de los sentimientos más importantes del hombre es el amor, es el motivo central de películas, canciones y novelas. Pero, si preguntamos qué es el amor, veremos que cada persona tiene su propia definición y esta puede cambiar de acuerdo a sus experiencias de vida, y sobre todo ahora, que vivimos en una época donde la tecnología es parte de nuestro día a día.  Por eso, la pregunta ahora es: ¿cómo las redes sociales influyen en las relaciones de pareja?

Mónica Cárdenas, profesora de Psicología Organizacional nos cuenta más de los estilos de amor.

Con las redes sociales las distancias desaparecen y las parejas nunca se desconectan. El Facebook, el WhatsApp y cualquier otra red permanecen abiertas las 24 horas al día, y si alguno intenta salir, el otro miembro de la pareja lo considera una falta grave. ¿Podemos considerar que esto es sano?  Las conductas de inseguridad y las conductas obsesivas son muy frecuentes.

Seguro estos comentarios suenan conocidos: ¿Por qué me dejaste en visto?, ¿Por qué le pusiste like a X y a mí no me pusiste nada? ¿Por qué no me etiquetas? ¿Por qué no salgo en tu foto generic cialis no prescription needed. de perfil?, entre otras comunes frases. En ocasiones, algunos consideran una prueba de confianza dar su clave secreta a su pareja “si no tienes nada de ocultar, porque no puedes darme tu clave”, lo cual genera muchos encuentros y desencuentros.

Si investigamos un poco, leeremos que para Sternberg (1986), el amor está dividido en tres componentes vitales que van a definir los tipos de amor existentes. Estos son, la intimidad, el compromiso, la pasión y atracción. Para que se hable de un amor maduro deben estar presentes estos tres componentes, donde el compromiso es el más difícil de desarrollar.

Lee (1974, 1988, 1998) propuso una teoría que incluye seis diferentes estilos de amor (erótico, lúdico, amistoso, altruista, pragmático y obsesivo). Cada estilo prioriza un aspecto del amor.  El conflicto aparece cuando en una pareja priman estilos de contradictorios.

Los autores recalcan que hay muchas formas de definir el amor, pero para todas es una relación de dos.  Si volvemos al ejemplo de las redes sociales, evidenciamos que no se busca crecer como pareja (para ello se requiere privacidad), sino que el objetivo es el reconocimiento y la popularidad con una exposición sin límites, donde todos den su opinión o aprobación sin conocer realmente lo que sucede en esa pareja.

Toda relación debe basarse en la confianza, si no confiamos en la persona con la que estamos, ¿por qué continuamos con ella? Y si confiamos ¿por qué debemos, conocer su contraseña, revisar sus contactos y estar atentos a sus likes?

La tecnología vence distancias, pero también nos convierte en esclavos; las parejas para poder crecer requieren privacidad y no exponerse en una vitrina todo el tiempo, porque no se trata de tener contentos a los demás sino de estar contentos nosotros mismos. Debemos aprender a vivir una relación de dos y para dos.

Si quieres conocer tu estilo de amor ingresa aquí (los resultados son confidenciales).

Deja un comentario